Travel

Una aventura Colombiana.

Abril 17, 2019 1:18 am

Mis chicas linda, volví por aquí.

A pesar de que hoy en día mucha gente prefiere los contenidos más dinámicos tipo videos, stories, etc, yo seguiré siendo fiel a mi blogcito, así que aquí vamos de nuevo.

Bueno, antes de darles todos los detalles, les cuento que Colombia siempre fue uno de mis destinos soñados y para cuando finalmente nos animamos, recibimos la noticia de mi operación y tuvimos que postergarlo. Así que solo me quedó esperar con ansias el paso de los meses para finalmente conocer mi destino caribeño soñado.

Compramos los pasajes unos meses antes y sin mayor detalle ni plan. Luego fuimos averiguando lo que podíamos hacer y cuáles eran los lugares que sí o sí teníamos que visitar. Como les comenté antes, hicimos todo este viaje por nuestra cuenta. Personalmente me gusta mucho explorar los destinos a mi ritmo y ánimo, sin presiones de horarios y multitudes. Eso es cuestión de gustos, preferencias y de cuán aventureras son. Así que aquí les paso mi itinerario resumido (consideren que me fui por 11 días) y algunos tips a tener en cuenta.

Nuestra ruta general fue Cartagena-Santa Marta- Tayrona- Cartagena.

Nota: La moneda es el peso colombiano… todo es por mil. Un dólar = 2,85 mil pesos. Para que no se confundan con los ceros les daré las referencias en dólares.

CARTEGANA: Hospedaje: Casa Milat Hotel Boutique. 115.00  dólares la noche.

Definitivamente una ciudad hermosa y lo más emblemático es lo que se encuentra dentro del casco histórico, así que les recomiendo hospedarse allí. Les ahorrará tiempo y algunos pesos colombianos. Literalmente puedes ir a todos lados caminando, así que sugiero dejar el mapa y simplemente perderse en las callecitas coloridas. Me sentí muy segura en todo momento, (siempre dentro de la muralla) incluso de noche. Pueden visitar la torre del Reloj, las clásicas plazuelas que hay en cada esquina, el barrio de Getsemaní y claro que tienen que hacer el recorrido a la muralla. Encontrarán restaurantes en todos lados y les juro que todos los que probé estaban muy ricos. La especialidad, pescados y mariscos obviamente; y todo acompañado con arroz de coco y patacones…Ñumy.

¿Dónde comer en Cartagena? “Juan del Mar”, es uno de los restaurantes más famosos de la ciudad, muy rico pero un poco caro…80 dólares por una entrada, un plato de fondo grande y dos cocteles. “Café del mar”, tiene una bonita vista pero corría demasiado viento para mi gusto. Está bueno para un piqueo, traguitos y música. No recuerdo los otros nombres, pero pidan una Cazuela de mariscos en cualquier lado y será exquisita.

Nota 2: Las fotos más lindas me las tomé tempranito. Salía a las 8:30am a caminar. Hay poca gente en las calles y el sol todavía no se asoma con todo su furor.

ISLA CORALINA: Isla Coralina Hotel Boutique – 300.00 dólares la noche.

Definitivamente este fue nuestro engreimiento viajero. Quedarnos a dormir en una isla estaba en nuestra lista de cosas por hacer.

Por lo general, la gente suele ir a Barú. Es lo más comercial y visitado. Personalmente, ni a Jon ni a mí nos gustan las multitudes. Si nos vamos de viaje, nos gusta relajarnos… buscamos paz y tranquilidad.  No nos gustan los hoteles familiares porque hay muchos niños corriendo, gritando y jugando jaja…sorry, por algo no planeo tener hijos. (Se darán cuenta que a los hoteles que vamos, son hoteles para parejas y no familiares). Así que buscando un lugar un poco más privado, fue que encontramos la Isla Coralina. Esta se encuentra dentro del archipiélago de las Islas del Rosario. Para llegar hay que tomar una lancha en un puerto de Cartagena; es un viaje de una hora y media aproximadamente. Este lugar solo tiene siete (7) habitaciones y tal cual ustedes lo vieron, es una maravilla. De hecho fue el lugar más caro de nuestro viaje, pero toda la experiencia valió la pena. La atención fue de primera. Ahhh, las tres comidas están incluidas en la tarifa.

Este lugar también ofrece el servicio de “pasadía”. Es una opción más económica. Pasan el día disfrutando de las instalaciones y de nadar en las aguas fresquitas y transparentes hasta las 3:00pm con almuerzo incluido. Son cupos limitados porque les dan a cada persona o grupo un espacio privado en las instalaciones…eso me encantó. No pregunté esos precios pero seguro encuentran esa información en su web. Pero si van por alguna ocasión especial, les recomiendo vivir la experiencia completa y quedarse a dormir, cenar con la vista al mar, pasear en kayak jajajajjajaaja (Ok, eso No).

Yo aproveché mi segundo día allí para cumplir mi sueño de bucear. El hotel tiene una alianza con otro establecimiento que ofrece ese servicio para personas no certificadas (hay que tener una certificación para poder bucear en ciertos lugares). Nos costó 100.00 dólares por persona. Eso incluyó las clases (una hora de entrenamiento y preparación), la lancha, el instructor y todo el equipo de buceo. Todo fue muy personalizado y para mi fue una experiencia mágica. Estuve nadando por más de una hora con los pececitos más lindos y enamorada de los corales que hay a más de 12 metros de profundidad. Me sentí como un pez en el agua y fue simplemente maravilloso.

Así fue que cerramos esa aventura y estoy ansiosa por volver a hacerlo así que iniciaré mi proceso de certificación jiji.

Nuestra siguiente parada fue Santa Marta. Nuestra locura fue tomar un bus de un terminal. Nos costó lo equivalente a 10 dólares jiji. Un viaje de casi 6 horas que se sintió eterno ya que el bus, por ser informal, venía parando en cada esquina con gente subiendo y bajando. Ambulantes subiendo y bajando…fue un poco estresante. Lo peor era que sabíamos que teníamos que volver por el mismo camino ya que nuestro vuelo de retorno salía de Cartagena… Luego descubrimos que había un servicio de vans que se llama “Marsol” el cual usamos al retorno. Costó como 25 dólares pero fue mucho mejor y sin paradas.

SANTA MARTA: BlueBay Hotel – 60.00 dólares la noche.

Santa Marta como ciudad fue el destino que menos nos gustó. La playa estaba repleta de gente y no nos sentimos seguros. De todas maneras tuvimos que pasar por allí para llegar a Tayrona. Pero si tuviera que hacer esa parada nuevamente, hubiera preferido quedarme una noche extra en la Isla que haberme quedado una noche en Santa Marta Ciudad. Lo único que rescatamos es la comida del restaurante “Lulo”, estuvo deliciosa y en medio de una callecita bonita.

PARQUE NATURAL TAYRONA:  Quetzal Dorado EcoLodge – 85 dólares la noche.

Nuestra visita al parque también fue uno de los más esperados. Tayrona queda a 40 minutos de la ciudad de Santa Marta y es un destino mágico. Este parque congrega a la naturaleza pura que te transmite paz y tiene unas playas de arenita blanca y agua cristalina. La entrada al parque cuesta 65 mil pesos colombianos por el día, más una póliza contra todo riesgo. Varía el precio si se quieren quedar a dormir en las áreas de camping o zona de hamacas.

Este parque Natural está protegido por el Estado, es por eso que hay diversas medidas eco-ambientales que cumplir como el uso responsable del agua, el horario y zonas restringidas de playas para bañarse, el respeto por las comunidades indígenas, etc.

Una de las actividades más concurridas es la caminata por el parque (5 horas en total entre ida y vuelta) para llegar a la playa más linda. Nosotros optamos por hacer la excursión a caballo (25 dólares ida y vuelta, por persona). Lo hicimos así porque Jon no puede estar expuesto al sol por tantas horas, por mis problemas de rodilla y porque nos gana la ociosidad jaja. Hicimos la excursión, disfrutamos de la playa y luego nos quedamos en un EcoLodge que estaba a 5 minutos del parque. La ubicación era precisa porque estaba en lo alto de unas montañas que teníamos toda la vista al bosque y era simplemente hermoso. Aquí es dónde conocí a Magola y Lorenzo, ¿los recuerdan?

Nos quedamos en ese EcoLodge por un par de días porque era muy lindo y pacífico. Un lugar perfecto para descansar y desconectarse.

Luego solo emprendimos el viaje de retorno. Volvimos a Cartagena y nos quedamos un par de días más para descansar, hacer las últimas compritas para luego volver a casa.

TOMEN NOTA:

  • A modo general, Colombia fue como lo esperamos. Los días se pasaron volando pero nos permitió hacer todo lo que queríamos hacer con las pausas que queríamos tomar. Tranquilamente se puede visitar todo en menos tiempo, pero también con menos descanso.
  • Respecto a los hoteles. Nosotros somos “comodones” en ese sentido. De hecho sí vimos opciones más económicas, pero es cuestión de gustos y preferencias. En todos los hoteles que nos quedamos nos dieron muy buena atención, desayuno incluido, piscina para apaciguar el calor y todos tenían aire acondicionado. Tengan eso mucho en cuenta. El calor el bochornoso que querrán tener aire acondicionado a donde vayan.
  • Estén alertas con los comerciantes de las calles. No porque necesariamente sea peligroso, porque al menos en Cartagena no lo sentimos así, pero sí sentimos mucha invasión y presión que a veces resulta ser incómodo que te persigan en cada esquina. Probablemente eso nos pasó porque Jon llama mucho la atención. Pero sí hubieron unos episodios en los que sentimos que se cruzó la línea.
  • Shopping: Créanme que se van a perder con tantas opciones. Les recomiendo que se den muchas vueltitas y comparen precios porque hay para todos los bolsillos.

Dios, este post se hizo extenso ¡oops! Espero que esta información les sirva de ayuda para planear su viajecito.

Me cuentan en los comentarios qué fue lo que más les gustó o si es que hay otra duda en que las pueda ayudar.

Besitos,

Dely

Leave a Reply